LAS ‘APPS’ PARA LOCALIZAR A AFECTADOS POR CORONAVIRUS LLEGAN A ESPAÑA

En plena pandemia de coronavirus el mundo mira a dos países: China y Corea del Sur. Son los dos principales casos de éxito en el control del coronavirus. Ambos han usado aplicaciones de rastreo mediante teléfonos móviles de los posibles contagiados. También se han utilizado para comprobar que se mantiene la cuarentena en las personas que han entrado en contacto con enfermos, aunque se trata de experiencias muy diferentes, sobre todo por los sistemas políticos que rigen en cada país. En Europa estas aplicaciones han comenzado a llegar. Hoy mismo se ha anunciado la primera en Madrid.

China lleva bastante tiempo monitorizando a través de la tecnología a sus ciudadanos mediante aplicaciones y otros sistemas tecnológicos. El sistema político de China protege mucho menos la privacidad que el de Corea del Sur. Por eso el caso coreano interesa tanto en Europa, pues este país es una democracia similar a las europeas. Aunque existan importantes diferencias culturales.

En el caso de Corea, la clave del éxito ha sido la realización masiva de tests de contagio. A las personas afectadas y las que han entrado en contacto con ella se les realiza un seguimiento mediante una app, que permite conocer sus movimientos, pero también realizar consultas médicas. El sistema ha resultado bastante eficaz.

El Observatorio de Internet, una asociación divulgativa que aborda fenómenos relacionados con Internet y sobre protección de sus usuarios, ha emitido un comunicado en el que se afirma que “la cibervigilancia sanitaria es un tema tabú en España” pero esta práctica probablemente llegue pronto. Pues es la tendencia que están siguiendo varios países.

El fundador de El Observatorio de Internet, explica que aunque las medidas de geolocalización sean duras de implantar es algo que seguramente llegará según avance la epidemia, como ya ha comenzado a suceder en varios países. Esta tecnología, señala, ya se está utilizando en Italia.

En la región de Lombardia se ha utilizado la geolocalización en cooperación con los teleoperadores de telecomunicaciones. Se trata de un experimento en el que se han rastreado de forma anónima los movimientos de las personas en esta zona, llegándose a la conclusión de que, a pesar de las medidas de confinamiento, los movimientos se han reducido un 60%. Menos de lo esperado.

Probablemente por eso Italia ya ha lanzado en el país una aplicación para rastrear la infección. La aplicación permite analizar de forma anónima los movimientos de la población. No sólo los presentes, también los de las últimas semanas. De esa forma sería posible cruzar datos para conocer mejor la envergadura de la transmisión del coronavirus.

En España también se acaba de dar a conocer una aplicación de la Comunidad de Madrid. Ha sido desarrollada con la colaboración del empresario Martin Varsavsky y empresas como Telefónica. Se trata de coronamadrid.com. Desde esta web, que se convertirá en aplicación, se busca aliviar la sobrecarga de consultas sanitarias en Madrid.

Esta herramienta solicita el consentimiento para mandar nuestra ubicación geográfica al utilizarla, pero tal y cómo se detalla en la propia web esta información se usará “para saber dónde te encuentras y poder ofrecerte las mejores medidas preventivas y de evaluación en cada momento”. Aunque también se detalla que estos datos de geolocalización se pueden utilizar con “finalidades estadísticas; para investigación biomédica, científica o histórica; y para archivo en interés público”.

Es muy posible que se lance una aplicación similar para toda España. La cuestión es si determinar con exactitud la ubicación de una persona en concreto, como se ha hecho en China o Italia, será algo que se acabe incorporando a estas aplicaciones. De esa forma sería posible saber si alguien en cuarentena o enfermo de coronavirus ha roto su aislamiento.

En Italia se está estudiando utilizar el Big Data, el análisis de datos masivos y anónimos, para frenar la epidemia. Facebook y las grandes empresas de telecomunicaciones italianas están ofreciendo estos datos al grupo de trabajo formado en el Ministerio de Innovación de Italia.

Aún no se sabe con certeza el camino que se seguirá en España en este terreno. Pero todo parece indicar que la vacuna para frenar el coronavirus no llegará por una aplicación mágica, pero una herramienta de este tipo puede ayudar a frenar la curva de expansión de Covid-19.

Fuente: La Vanguardia

Por | 2020-04-01T16:12:04+00:00 26 de marzo de 2020 | 3:17 pm |Seguridad informática|Sin comentarios