Ejemplos de INFRACCIÓN MUY GRAVE:
La comunicación o cesión de los Datos de Carácter Personal fuera de los casos en que estén permitidas.

Esta comunicación sólo podrá tener lugar para los fines directamente relacionados con las funciones legítimas del cedente y del cesionario, con previo consentimiento del interesado (art. 11, LOPD), aunque si bien es cierto, la Ley, en el apartado 2º de su art. 11, señala una serie de excepciones, donde no se hace necesario el consentimiento del afectado. Entre las mismas, señalar, a modo de ejemplo, que no será exigido el consentimiento del interesado cuando la cesión esté autorizada en una Ley, cuando se trate de datos recogidos de fuentes accesibles al público o cuando la cesión de datos personales relativos a la salud sea necesaria para solucionar una urgencia que requiera acceder al fichero, entre otras excepciones. En el ámbito laboral, una reciente resolución de la Agencia de Protección de Datos de la Comunidad de Madrid ha determinado que la cesión de datos a delegados de personal y Comité de Empresa sólo podrá producirse en el caso de que cada uno de los trabajadores afectados otorgue su consentimiento expreso.

Las infracciones MUY GRAVES se castigan con multas que oscilan entre los 300.506,05 € a 601.012,10 € (50.000.000 a 100.000.000 de pesetas).