Ejemplos de INFRACCIÓN LEVE:
No solicitar la inscripción del fichero de datos de carácter personal en el Registro General de Protección de Datos o no adoptar medidas de seguridad como cerraduras o códigos en los ordenadores.

Más del 95% de las pequeñas y medianas empresas no ha dado aún de alta sus ficheros en la Agencia de Protección de Datos (APD), como así exige la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD). Según datos de las Cámaras de Comercio, sólo 167.147 empresas (el 5% del total de empresas) con actividad privada cumplen esta normativa, que obliga a registrar en la Agencia de Protección de Datos. Esta situación hace que las Cámaras de Comercio se hayan visto en la necesidad de alertar a las pequeñas y medianas empresas de que el incumplimiento de la normativa puede acarrear la imposición de graves. El caso de la no inscripción de los ficheros en el Registro General de Protección de Datos, se sanciona con multas de 600 a 60.000 euros (100.000 a 10.000.000 de pesetas).

Fuente: cincodias.es (06 Junio 2002).